martes, 22 de abril de 2014

Ideas - qué son?

Identificaré con la etiqueta 'idea' aquellos conjuntos de información que clasificamos de forma independiente y que nos sirven para identificar una característica de un concepto (aunque dicho concepto no tenga una etiqueta identificativa).

Hay que partir de la base que la educación que reciben la gran mayoría de personas se basa en etiquetar todo fragmento de conocimiento.
A causa del lenguaje hablado (y posteriormente escrito), el ser humano se ve obligado a asignar una etiqueta a cada conjunto de información que queramos transmitir a los demás.

Vamos con un ejemplo:

  • color azul
Color azul:
Todo el mundo sabe lo que es el color azul?
La explicación gráfica aquí
La forma de aprender esta idea es enseñar el color azul a alguien y decirle: "azul"
Aunque existen múltiples tonalidades de azul, cuando queráis comunicar la idea del color azul, solo hay que decir la etiqueta correspondiente en el idioma que entienda la otra parte.
Para matizar la tonalidad de azul, se añadirán adjetivos (azul marino, azul claro, azul celeste, etc)
En algunos idiomas, existe una etiqueta para identificar una tonalidad específica
En el mundo del diseño, existen las nomenclaturas RGB y PANTONE, entre otras, para identificar con una etiqueta cada tonalidad
Así y todo, a pesar de todas estas etiquetas, cuando alguien dice 'azul' todos los oyentes entienden a qué color se está refiriendo.
NOTA: excluir de esta explicación a la gente ciega, dado que la forma de relacionar la etiqueta con la idea es diferente

Vemos que, para poder etiquetar la idea del color azul, es necesario que la persona perciba el color azul con (en este caso) el sentido de la vista.
Hay muchas ideas que se pueden percibir con los sentidos y, por tanto, estas son las primeras y más fáciles etiquetas de enseñar y asociar a un concepto.
A partir de esta reflexión, identificamos una idea como:
- la información recibida por uno de los sentidos (o sensores) junto con su etiqueta explicativa

Por otro lado existen las etiquetas para ideas abstractas. 
Por ejemplo: el número 2.
La etiqueta del número 2 podríamos simplificarla a, simplemente, la notación escrita del número.
Pero cuando se enseña esta etiqueta se quiere asociar al concepto de cantidad=2.

Con las ideas abstractas encontramos otra característica de las ideas:
- una idea puede ser un concepto o un grupo de conceptos asociado(s) a una etiqueta

Como conclusión, decir que una idea puede ser tan compleja como un concepto o tan simple como una etiqueta que identifique un conjunto breve de información.



jueves, 17 de abril de 2014

Conceptos de información

En el anterior artículo he hablado de los 'conceptos' como parte de la forma de explicar la inteligencia.
Antes de pasar a hacer hipótesis, pongamos un ejemplo de 'concepto':

  • Silla
Al leer esta palabra, nuestra mente la asocia al concepto que tenemos de lo que es para nosotros una silla.
¿Qué os viene a la mente cuando pensáis en el concepto 'silla'?
  • forma verbal de la palabra escrita
  • objeto para sentarse
  • comúnmente tiene 4 patas
  • asiento con respaldo
  • con ruedas 
  • sin ruedas
  • objeto plegable
  • objeto no plegable
  • objeto de madera
  • objeto de plástico
  • tacto del respaldo (madera, plástico, metal, etc)
  • tacto del asiento (madera, plástico, cuero, tela, etc)
  • algún olor particular
  • necesario en un comedor o escritorio
  • objeto que se puede mover
  • objeto fijo en una posición (si se trabaja en un barco, submarino, etc)
  • imagen mental de tu silla favorita
  • imagen mental de tu silla más odiada
  • artículo occidental inútil e incómodo
  • herramienta para trabajar (si eres acróbata, por ejemplo)
Estos serían algunos ejemplos de información que se puede relacionar con el concepto de 'silla'.
Depende del entorno social, cultural y profesional en el que viva e interactúe cada uno.
(NOTA: para un gato podría asociarse 'buen sitio para dormir')

Para añadir una etiqueta a estos fragmentos de información, los llamaremos 'ideas'.

Podemos concluir que un concepto es un conjunto de ideas que, al recordarlas, nos proporcionan una imagen mental del concepto.

Para representación metafórica podemos utilizar un plano de recorrido de un autobús, metro, tren.
La línea representa el concepto y las paradas las ideas asociadas.

Aunque está compuesto por un gran número de ideas, un concepto está representado normalmente por una (o varias) idea(s) predominante(s).

Siguiendo con la metáfora, representamos mayoritariamente una línea de transporte con un nombre, un color, el origen/final.
El resto de ideas nos sirve para añadir detalles y precisión al concepto.

En la mayoría de las personas, la idea principal para acceder a un concepto acostumbra a ser la del sonido del nombre (o etiqueta) que define mayoritariamente el concepto.
Es decir: cuando leemos 'silla', la idea que nos ayuda más a 'acceder' al resto de ideas del concepto es la vocecita en nuestra cabeza que pronuncia el texto que leemos.
Espaculando, un ciego tendría como idea prioritaria el nombre en braile o el tacto de una silla especial en sus recuerdos, aunque también podría ser el nombre pronunciado.
Prefiero no especular con las ideas preferentes de un sordo, un ciego-sordo, etc dado que no he tenido ocasión de relacionarme con personas con estas cualidades físicas (suena raro pero no se que poner para no ofender a nadie).

Complicando un poco más el asunto, si se conocen varias lenguas, la cantidad de ideas asociadas al concepto aumenta, permitiéndonos acceder al concepto a partir de un mayor número de estímulos. 

Hasta ahora solo he hablado de 1 único concepto.
La complejidad aumenta al tener en cuenta que una misma idea puede pertenecer (y normalmente pertenece) a varios conceptos, pudiendo provocar el recuerdo de otros conceptos (con sus ideas propias) que nos llevarán a otros conceptos, etc
NOTA: este párrafo está más relacionado con la 'memoria' que con el 'concepto'

Volviendo a analizar 1 único concepto, hay que destacar que, como personas, tenemos una percepción subjetiva de las ideas (aunque se puede intentar ser objetivo).
Esta subjetividad influirá en la percepción del concepto en su totalidad.
Por tanto, cuantas más ideas positivas/buenas tengamos asociadas a un concepto, más positivo/bueno nos parecerá un concepto y al contrario.
Por desgracia, las ideas negativas/malas acostumbran a prevalecer sobre las positivas/buenas, pudiendo una sola idea negativa modificar nuestra subjetividad sobre todo el concepto.

Utilizando la metáfora de la línea de transporte, diríamos que la cantidad de estaciones (ideas) con 'mala reputación' y la fuerza de esta 'mala reputación' afectará a nuestra decisión de utilizar esa línea de transporte o no.

Ejemplo: Podemos utilizar el "Experimento de los monos" para representar esta última explicación:
Concepto: coger plátano de encima de una escalera
Idea positiva: plátano bueno, fácil llegar
Idea negativa: (al principio) al subir me mojan; (después) al subir me pegan
Subjetividad: negativa
Podríamos añadir que, si el estímulo del hambre fuera suficientemente fuerte para prevalecer sobre la idea negativa(dependiendo de lo reforzada que estuviera), ésta dejaría de provocar rechazo inmediato (al menos de forma temporal).